Crónica de la CAS 2012 desde la arena (I)

¿Has leído ya todas las crónicas que se han publicado sobre la CAS 2012 de este año? ¿No has podido venir y has conseguido hacerte una idea de lo que allí pasó? Bien, pues aquí vas poder leer un punto de vista distinto, desde dentro de la arena en la que nos sumergimos la organización de la CAS de este año.

El año pasado acudí a la CAS 2011 con mi gran amigo Raúl Plaza. Quedamos tan impresionados que nos propusimos como reto para este año hacernos cargo este año de una sesión. Bien, pues no sólo se ha cumplido ese objetivo (sin Raúl, al pobre le ha sido imposible acudir), sino que encima he tenido la gran suerte de formar parte de la organización en este 2012.

ChocolatinasCAS2012

Me uní al grupo a principios de mayo. Ya se había celebrado la primera reunión y empezaba a perfilarse el equipo. Al final han sido 6 meses de trabajo, con sus más y con sus menos, con sus momentos de euforia y de bajón también. Es realmente complicado organizar un evento así: plantear un MVP y realizar un presupuesto conforme a ello, valorar posibles mejoras en función de entradas vendidas, patrocinios conseguidos… Al final, un sin fin de cosas.

Las novedades novedosas

Este año, a modo de prueba, introdujimos dos cosas que creo han sido fantásticas: las charlas cortas antes de cada sesión y el tiempo entre sesiones. No recuerdo bien que el año pasado hubiera tiempo entre sesiones, siempre me veo corriendo de un sitio a otro como algunas personas el primer día de rebajas. El caso es que, en esta edición, dejamos 15 minutos entre una sesión y otra, lo que ayuda a que surjan más charlas de pasillo y, sobre todo, que nos dé tiempo a recoger nuestras cosas cuando queremos cambiar de sala y no poner en riesgo nuestra integridad física cuando echamos a rodar escaleras abajo.

Y bueno, el puntazo, una charla corta justo antes de cada sesión. Esto nos permitió incluir mucho más contenido y tratar temas que de otra forma hubieran quedado fuera. Quiero agradecer el esfuerzo de algunos ponentes de estas charlas cortas que recortaron sus propuestas de 45 minutos para concentrarlas en tan sólo 15, con tiempo para preguntas incluido.

Comida, visita guiada y cena

La primera sorpresa que teníamos preparada era la comida (patrocinada por los chicos de Atlassian), con cortadores de jamón en vivo incluidos. El colofón final lo pusieron la visita por la zona antigua de Cáceres con guía incluido y la cena ágil de la noche. A la visita no fui, tuve que volver al hotel a descansar un poco y a tomarme mi refremol, que diluí en un par de cervezas, así como para entonarme. En cuanto a la cena, sencillamente genial. El lugar donde se celebró me gustó mucho. Cenamos bien, lo pasamos mejor. Desde luego, un 10 para todo.

Un poco de retrospectiva

Hay dos cosas que fueron en nuestra contra y complicaron todo: el tiempo y la inexperiencia. Empezamos tarde, y eso se notó mucho, sobre todo con los patrocinios, ya que muchas empresas tenían ya sus presupuestos cerrados cuando nos pusimos en contacto con ellas. Además, tuvimos que hacer cosas deprisa y corriendo, como las acreditaciones y las pancartas, que se entregaron a falta de 3 días (mea culpa, soy un poco mamoncete).

La inexperiencia es algo que hemos pagado caro, ya que ha hecho que seamos mucho menos efectivos de lo que podríamos haber sido. Es cierto que hemos contado con el apoyo de los chicos del año pasado, pero en ocasiones no ha sido suficiente. Contar en el equipo de organización con alguien que haya trabajado en la organización de otra CAS o cualquier otro evento hubiera sido genial. He echado en falta la figura de un Product Owner, que podría haber sido esta persona con experiencia, por ejemplo.

Además, en más ocasiones de las deseables, mi compromiso no ha estado al 100%, ya que, como todos sabemos, el día tiene 24 horas y uno tiene trabajo,  mujer, gatos, familia y amigos, aunque a estos últimos los tengo totalmente abandonados. Desde estas líneas les pido perdón públicamente y prometo que volverá a pasar, que me lío fácilmente 😀

Sentimiento final

Hace poco alguien me dijo que le gustaría colaborar con la CAS del año que viene, y cuando le comenté la cantidad de reuniones que hemos tenido los jueves a las 22 horas y esa maravillosa reunión que nos pusimos coincidiendo con el partido Madrid-Barça (o Barça-Madrid, no me acuerdo), puso cara de perdona pero me están llamando. Es normal que no todos estén dispuestos a renunciar a ciertas cosas, pero experiencias como la que tuve el viernes justo antes de la última mesa redonda dan una idea de lo que esto significa.

No recuerdo bien como Carlos y yo coincidimos con Ana (creo que se llamaba así). Ana nos comentaba que tuvo muchas dudas sobre si acudir o no a la CAS. Tenía que hacerse 1.400 kilómetros, y tenía la impresión de que esto era una reunión de amigotes (así nos los dijo). Y lo siguiente que añadió fue: “nunca me hubiera imaginado que me llevaría tantísimas cosas por tan sólo 50 euros” (aunque la entrada fueran 65). Y lo dijo con una cara de fascinación que hizo innecesaria su explicación.

Cuando un grupo de personas con amigos, familia y trabajo se juntan para organizar algo así a cambio de nada, lo hacen de corazón, con la única intención de que pases un par de días inolvidables. Y esa es nuestra recompensa. Así que el año que viene, sea donde sea la CAS 2013, ¡que cuenten con mi espada!

PD: La imagen es del recuerdo que me llevé a mi sesión. En breve te cuento cómo fue.

Anuncios

Acerca de juanmagomez

Acerca de mí tengo un teléfono, mi portátil, el ipad y esas cosas.

Publicado el octubre 28, 2012 en Agile, Eventos, Scrum. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Hola Juanma;

    Yo como asistente, ponente y representante de uno de los patrocinadores (Atlassian), he salido muy satisfecho. Es cierto que ha podido empezar a organizarse tarde, pero como dijo alguien durante el Tapeo Ágil, el precio es ridículo en comparación con la cantidad y calidad de las ponencias, charlas cortas y talleres.

    Por tanto, un 10 por haber ajustado al máximo todo, puesto que pudiendo haber más patrocinadores, el evento no ha podido resultar más asequible. Estoy seguro que hay gente que aún piensa que como es tan barato seguro que no hay calidad. ¡Pues que vengan y escuchen!

    Por mi parte muy contento y como representante del equipo organizador, enhorabuena por el ingente esfuerzo, por vuestra disposición desde el primer segundo del evento y las facilidades que nos habéis dado a todos para hacer un gran evento.

    Un saludo y mi felicitación a todo el equipo. Los errores han sido mucho menos relevantes que los aciertos, por goleada.

    • ¡Hola Guillermo!

      Muchísimas gracias por tu comentario. Lo que sí hay que reconocer es que algo esencial para que esto funcione y lo haga bien es el aporte de todos y cada uno de vosotros, los ponentes, que también dedicáis vuestro tiempo y esfuerzo de forma totalmente altruista.

      Me alegra muchísimo que el sentimiento general haya sido como el tuyo, o por lo menos ese es el feedback que yo he recibido. Al final, la CAS, como tantos otros eventos, es algo de las personas para las personas.

      De nuevo, mil gracias por todo el apoyo recibido.

      ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: