Historias de Usuario: dos aproximaciones distintas (III)

Con este artículo cierro esta serie de tres artículos resumiendo algunos conceptos que considero importantes sobre las historias de usuario. En el primero vimos qué eran las historias de usuario y qué nos ofrecen como modelo de especificación funcional. En el segundo, vimos una manera de escribir estas historias de usuario como pequeños incrementos funcionales de una parte de un flujo. En esta tercera y última parte, usando el ejemplo de lo que hacemos por las mañanas desde que nos levantamos hasta que nos vamos al trabajo, plantearemos las historias de usuario de una manera distinta: pensando en el flujo completo.

Pensando en el flujo completo

La idea tras esta forma de plantear una historia de usuario es contemplar siempre el flujo completo. Así, no haremos diferencias explícitas del flujo, sino que describiremos cómo serán las cosas en su totalidad.

Para ello, habrá que empezar por definir, de todo lo que tenemos que hacer, qué es lo que nos aporta más valor. En mi caso, vestirme, que eso de salir de casa desnudo no me va mucho. Por tanto, mi primera historia de usuario quedaría de la siguiente manera:

Salir de casa vestido con camisa y vaqueros, sin desayunar, sin ducharme y sin mochila.

 Ahora tengo que pensar cuál es la siguiente iteración que quiero realizar, poniendo el foco en la ducha:

Salir de casa duchado y vestido con camisa y vaqueros, sin desayunar y sin mochila.

¿Vamos viendo la diferencia que hay con el otro modelo? La idea básica es que la salida del flujo completo sea nuestro objetivo. Definamos qué es lo más importante y lo demás dejémoslo sin hacer. Hagamos una primera versión funcional, miremos qué partes son susceptibles de ser mejoradas y, a partir de ahí, comencemos a iterar con pequeños incrementos funcionales pero sin dejar de poner el objetivo en la salida del flujo.

Las diferencias

En ambos casos valoramos partes del flujo, pero es en esta último en el que nuestro objetivo, nuestro foco, está en acabar el flujo. En este segundo caso, el objetivo es salir de casa. ¿Cuál es el objetivo en el caso de las historias de usuario que vimos en el anterior artículo? Completar una parte del flujo independientemente de las demás. Con ese sistema de descripción no tenemos visión completa, sino totalmente parcial, mientras que en este segundo método sí que la tenemos.

Lo que sí hay en común en ambos casos es que siempre hablamos de incrementos de valor, y la granularidad podemos llevarla hasta el nivel que necesitemos.

Tu experiencia es lo importante

Cada una de estas dos formas tiene sus pros y sus contras. Hasta ahora, cuando he tenido talleres de historias de usuario con mucha gente, me ha resultado muy útil hacer un User Story Mapping ya que a los diferentes perfiles que han participado les ha parecido más parecido a lo que están acostumbrados. Sin embargo, trabajando de tú a tú con Product Owners, esta segunda forma es más fácil de manejar para ellos. ¿Qué opción escoger entonces? La que te dé mejor resultado en función de la necesidad real. Te animo a que pruebes las dos varias veces y experimentes.

Si conoces otras aproximaciones te agradeceré enormemente que las comentes por aquí, así aprendemos todos.

CAS 2013

Esta es la idea con la que propuse un taller de escritura de historias de usuario para la CAS 2013. Espero que estos artículos ayuden a dar visibilidad sobre lo que puedes esperar de ese taller en caso de ser incluido en la parrilla final. Para el taller llevaré una propuesta distinta sobre la que trabajar, y en grupos escribiremos historias de usuario. Puedes ver la propuesta en ideascale.

Anuncios

Acerca de juanmagomez

Acerca de mí tengo un teléfono, mi portátil, el ipad y esas cosas.

Publicado el agosto 14, 2013 en Agile, Desarrollo de Software, Scrum. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Como siempre, muy interesante, Juanma 😉

    Había oído hablar mucho sobre el “User story mapping”, pero aún no había leído nada. Tras tus posts y el link a la presentación de Jeff Patton, me queda algo más claro (aunque como bien comenta por ahí, hace falta un espacio físico considerable :-D).

    Lo dicho: ¡¡gracias por compartir!!

    • Me alegro de haberte acercado esa técnica Isidro, la verdad es que es muy útil. Y me imagino que es como todo, cuanto más lo depuras mejor lo llegas a facilitar y, por tanto, más chicha le podemos sacar. Te animo a que lo experimentes en casa con algún ejemplo que busques y veas qué te ofrece. Y si no, con suerte haré un taller para la CAS 2013 😀

      ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: